La episiotomía: ¿debes hacerte un corte vaginal durante el parto?

Mujer durante el parto

Woman in labour

Las episiotomías y el “punto del marido agradecido”

¿Necesitarás el “punto del marido agradecido”? ¿Lo querrás realmente? ¿Y una episiotomía? Durante la angustia de un parto natural vaginal, es importante estar preparada para lo que pueda pasar en tus muy preciadas partes femeninas.

Durante el parto, puede ser que tu médico tenga que realizar una episiotomía, la incisión que se hace desde la parte inferior de la abertura de la vagina hacia abajo. Esta zona también se conoce como el perineo.

En algunos casos, una episiotomía puede facilitar la salida del niño. Por ejemplo, si la cabeza del bebé está teniendo dificultades para salir debido a que la abertura de la vagina es demasiado estrecha.

En ocasiones, cuando el médico sutura la zona de la incisión que realizó para el parto, la mujer (o su pareja) pide un punto más que se añade a la abertura vaginal con el fin de que ésta quede más angosta y ajustada después del parto.

El objetivo de esto por lo general es promover mejores relaciones sexuales entre una mujer y su pareja. De ahí el nombre “el puntos del papá o marido agradecido.” Sin embargo, algunos médicos indican que existen algunos riesgos involucrados en este punto adicional.

“Siempre me siento incómodo con esto. Quiero devolver la anatomía femenina tal y como era y no tratar de improvisar”, comenta el doctor Hoffman, jefe de obstetricia, ginecología y salud de la mujer en el Hospital Overlook en Summit, Nueva Jersey. “Dios no permita que la suturen hasta que se sienta incómoda. No me gustaría hacerle daño a una paciente”.

El doctor Hoffman afirma que hay casos en los cuales el procedimiento funciona bien, pero es importante que las mujeres conozcan de antemano los riesgos.

Seguir Leyendo: Page 1 of 3

Siguiente