Cómo prevenir y tratar las quemaduras por productos químicos

Cómo prevenir y tratar las quemaduras por productos químicos-MainPhoto

Muchas personas asocian las quemaduras químicas con las fábricas, pero también pueden suceder en el hogar. El contacto con químicos fuertes que están en casa, en el garaje o en el trabajo puede quemar su piel u ojos. Ejemplos de sustancias peligrosas son el ácido de las baterías, el blanqueador, los removedores de pintura, los limpiadores de drenaje e, incluso, sus suministros de limpieza cotidianos del hogar, como  el amoníaco. El simple hecho de estar expuesto al humo de algunos químicos puede causar una sensación de ardor en los ojos, nariz o garganta, pero tomar acción inmediata puede detener quemaduras químicas, limitar las lesiones y acelerar la recuperación.

Signos y síntomas que podrían acompañar a las quemaduras químicas

  • Marcas de quemaduras o ampollas en la piel
  • Dolor de cabeza
  • Dolor abdominal
  • Dificultad para respirar
  • Convulsiones
  • Mareos o pérdida del conocimiento
  • Ojos acuosos o rojos
  • Blancura en la parte coloreada del ojo (el iris)
  • Ojos sensibles a la luz

¿Qué hacer?

Primero, aléjese de la fuente del químico. Luego, sáquese cualquier prenda o joyería que pudiera haber entrado en contacto con el químico para evitar más quemaduras. Precaución: si el químico es un polvo, por ejemplo cal, use un paño para quitar tanto como sea posible de la piel. No use sus manos o podría quemarse aún más.  

Luego, enjuague con agua la piel afectada. Para quemaduras en los brazos o piernas, coloque el área quemada debajo de agua por, como mínimo, 20 minutos, para limpiar el químico. Si han sido expuestas secciones más grande de piel, especialmente el torso, use una regadera o manguera de jardín para enjuagar el químico.

Seguir Leyendo: Page 1 of 2

Siguiente