Qué hacer cuando un niño sufre quemaduras

Qué hacer cuando un niño sufre quemaduras-MainPhoto

Primero, aleje a su hijo del origen de la quemadura y quite cualquier prenda o joyería del área quemada. No remueva ninguna prenda que se haya pegado a la piel quemada o podría causar más daño. Luego, rápidamente enfríe el área quemada, ya que la piel continúa quemándose debido al calor almacenado. El mejor método para enfriar la herida de un niño depende la gravedad de la quemadura. A continuación, unos consejos sobre quemaduras infantiles.

Para quemaduras de leve a moderado

Las quemaduras de primer grado afectan sólo a la capa exterior de la piel (normalmente, el área quemada está roja y ligeramente hinchada, pero no tiene ampollas). Las de segundo grado lesionan capas subyacentes de la piel y normalmente causan ampollas, hinchazón y dolor más intenso.

Para tratar las quemaduras de primer y segundo grado, sin ejercer presión cubra el área con una toalla limpia o sábana que haya sido remojada en agua fría y exprimida, o coloque la piel quemada bajo agua fría. Dele a su hijo,también, sorbos de agua para beber.

Llame al médico de su hijo inmediatamente si la herida es de una quemadura eléctrica o si la quemadura implica un área grande del cuerpo de su hijo o de su rostro, manos o genitales.

También te puede interesar

Para quemaduras más graves

Las quemaduras de tercer grado tienden a hacer que la piel quede ya sea dura y blanca, o negra y chamuscada y son lo suficientemente profundas para dañar terminaciones nerviosas. Por esa razón, una quemadura de tercer grado, frecuentemente, no duele. Las quemaduras de cuarto grado son las más graves de todas porque dañan tejido y órganos que están debajo de la piel.

Si las quemaduras de su hijo cubren un área mayor a siete centímetros o parecen ser quemaduras de tercer o cuarto grado, llame al 911 inmediatamente. No aplique agua. Cubra con un paño limpio y seco. Si su hijo ha dejado de respirar, comience a administrar RCP.

Seguir Leyendo: Page 1 of 2

Siguiente