Viajes en auto con niños: ¿Cuándo llegamos?

Viajes en auto con niños: ¿Cuándo llegamos?-MainPhoto

Los niños pequeños empujan, se quejan, tienen la necesidad frecuente de usar el baño cada 20 minutos y casi no tienen sentido de tiempo y distancia.  No siempre es ideal realizar viajes en auto con niños, especialmente si son largos, pero ¿qué tan divertidas son unas vacaciones familiares  si no se hacen con la familia? En minivans y vagones de tren de toda la nación, los padres hacen lo que pueden para mantener a todos seguros y sanos durante el trayecto.

La seguridad, primero

Antes de que haga cualquier cosa, asegúrese de que su hijo tenga el asiento correcto para el automóvil. Todos los bebés deben viajar en una silla para bebés hasta que crezcan, usualmente cuando alcanzan los dos años. Después de eso, pueden cambiar a otra silla para niños que mire hacia adelante hasta que alcancen los 36 kilos. Después de eso, los niños deben usar una silla para niños hasta que tengan, como mínimo, 1.44 metros de altura, lo suficientemente altos para utilizar segura y cómodamente cinturones de seguridad. Revise muy bien las instrucciones de instalación para los asientos.

Empaque un botiquín de primeros auxilios. Entre otras cosas, debe tener vendas, Tylenol infantil o para niños, y un ungüento antibiótico. Si los niños son propensos a cinetosis, pregunte a su doctor sobre la dosis correcta de Dramamine.  Estos medicamentos de venta libre, normalmente, hacen que los niños queden somnolientos, aunque algunos, en vez de eso, entran en un modo hiperactivo. Tal vez quiera probarlo en casa antes de probarlo en el viaje.

Durante el viaje

Si es posible, trate de ser flexible con respecto a sus planes y su horario. Si los niños se portan bien o duermen, podría recorrer unos cuantos kilómetros más. Si se están poniendo inquietos y de mal humor, podría pasar un poco de tiempo en una parada de descanso o en el parque de una ciudad durante el trayecto. Puede desviar algo de esa inquietud por medio de paradas frecuentes. Si lleva algunos juguetes, como pelotas, frisbees o una cuerda para saltar, los niños pueden descargar un poco de energía extra.

Los alimentos y bebidas pueden ser una gran distracción en el auto, y han demostrado que tienen la habilidad de cambiar el mal humor.

Empaque unas cuantas meriendas saludables, como galletas, cereal en bolsas para sándwiches, pretzels, fruta y cajas de jugo. Probablemente tendrá que aspirar muy bien el auto cuando el viaje concluya, pero valdrá la pena.

Cerciórese de llevar suficientes distracciones divertidas. Los CD favoritos de los niños realmente pueden ayudar a que los kilómetros vuelen. Los libros para colorear y los juguetes pequeños también pueden ser de gran ayuda. Si sus hijos son lo suficientemente grandes, intente un juego de 20 preguntas o Yo Veo. Sus padres, sin duda alguna, usaron esta estrategia con usted durante un viaje largo en carretera; ahora es su turno para mantener la tradición viva.

Más información

Mayo Clinic le ofrece más consejos útiles para los viajes en ‘Seguridad del asiento para automóvil’

Artículo de Chris Woolston, M.S para HealthDay News

Seguir Leyendo: Page 1 of 1

Siguiente